ITS participa en «Per Caleyes y Senderos» en La Benéfica, Piloña (Asturias)

21, 22 y 23 de junio 2024

«Per Caleyes y Senderos» son unas jornadas dirigidas a profesionales de la cultura con talleres teórico-prácticos, formaciones, actividades culturales y encuentros con diferentes proyectos rurales de toda la península.

Las inscripciones están abiertas y todo el evento es gratuito, pero hay plazas limitadas.

Aquí podéis leer un poco más sobre las jornadas, ver el programa completo y reservar vuestra plaza.

Juicio al MACBA-13 de marzo de 2024

En la cultura, también padecemos la cronodelincuencia. Por ello, en el marco de la exposición Lydia Ourahmane. 108 Días, proponemos un juicio popular al MACBA mediante nuestro nuevo CÓDIGO CRONOPENAL CULTURAL.

El juicio tendrá lugar el día jueves 13 de marzo de 2024, de 12h a 19h, en la Torre del Macba. 

¡Ven y juzga!

 “Gozo”, Azahara Alonso, Editorial Siruela, 2023

Gozo es un libro de Azahara Alonso, pero sobre todo es una búsqueda compartida: la búsqueda de otras formas de vida alejadas del imperativo de productivismo y de tiempos alejados del trabajo. Una búsqueda con y por el lenguaje literario que la acompaña, la mece, la hace fluir en primer persona…

Y ahí radica su interés y su sintonía con el ITS: una complicidad de la que algunas cómplices se habían percatado antes que nosotras. ¡Gracias, Marta Álvarez y Mabel Tapia!

Gozo es una original mezcla de ensayo y crónica personal: la historia de un viaje de la protagonista (la autora) con su pareja a una isla del mediterráneo, a la que se trasladan con el objetivo de… no hacer nada. Tamaña empresa, paradójicamente. No hay nada excepcional, más que la excepcionalidad de pararse, de quererse -quizá fallidamente- no hacer nada. No hay heroína ni héroes, o quizá, sí… la heroicidad de contestar la productividad y hacer emerger la “cronodiversidad”, como lo llamamos en el ITS, consustancial a la vida… Porque el no hacer nada nos abre a otros tiempos, no a la pereza o la inactividad absoluta… es un debate apasionante y necesario hoy día.

La lectura de Gozo hace, en definitiva, honor a su título: el libro es un gozoso equilibrio entre reflexiones sobre temas de actualidad que rodean el imperativo de productivismo (la precariedad, el imperativo laboral identitario, el turismo actual vivido en primera persona, etc.) con importantes referencias teóricas sobre el tema… Una crónica biográfica en tiempos neoliberales.

The ITS lands in Madrid: NUEVA SEDE EN EL REINA SOFIA

The headquarters of the Institute of Suspended Time will be open to everyone – whether you are a chronocriminal, an accomplice or a time activist – from 30 June to 16 December 2023.

Through the facilities of one of its sites and a series of periodic activations by the artists, ITS questions ubiquitous “chrono-normativity” and suggests alternatives to reappropriate time expropriated by capitalism, acceleration and hyperproductivity.

ITS encourages visitors to delve into their relationship with time through a journey around different areas of its office (as a consultancy, department of temporal justice or the department to de-accelerate neurones), as well as reading the Institute’s Statutes, “chrono crimes” and a broad bibliographic selection assembled for the occasion.

This headquartersis part of the programme Notes, which is a new Museo Reina Sofía project, which aims to explore other formats and methodologies to accommodate devices and projects which transversally make disciplines hybrid and ensure they are capable of working on processes from erraticism as a possibility. 

Its first edition, Notes for a Time Apart, sets forth a reflection on the customary conceptions of time and its registers, scales and rhythms. From different perspectives — philosophy, decolonial thought, queer theory, physics and biology — other modes of conceiving time are approached, beyond its normative and purely metric side.

More information here.

«Performance: Taller de atrapatiempos. Nuevos viajes temporales» en Es Baluard- 27 mayo 2023

Como clausura del LAP, Laboratorio de Arte y Pensamiento de Es Baluard, en su segunda edición os proponemos un viaje a través del tiempo: una performance que tiene formato de taller.

Estáis todas y todos invitados a intervenir en el taller de atrapatiempos, de la mano y la guía de El Instituto del Tiempo Suspendido. Los viajes en el tiempo no son asunto sólo de las máquinas, a pesar del imaginario impuesto por la literatura y el cine de los siglos XIX y XX. Ante esta tradición maquínica, ITS quieren ampliar, politizar y poetizar, el imaginario de los viajes en el tiempo: reivindicar que existen al margen de las máquinas en nuestras vidas cotidianas, trayectos que pueden llevarnos al pasado o al futuro, pero que también pueden hacernos vivir otras temporalidades. Desde el Instituto del Tiempo Suspendido, nos ofrecen un taller delirante y político, una performance singular y colectiva para reivindicar la «cronodiversidad» y contestar la monocronía neoliberal que sufrimos hoy en día.

Más información aquí

EL ITS INAUGURA SU PRIMERA SEDE EN BARCELONA (Festival LOOP- La Capella)

Del 10 al 20 de noviembre de 2022. Festival LOOP

¡Qué angustia! ¡Qué alivio! El Instituto del Tiempo Suspendido (ITS) abre su primera sede física en La Capella. Para todxs aquellxs que sientan la angustia del tiempo, para todxs aquellxs que necesitan aliviar su salud temporal.

Entra, entra en esta sede del Instituto del Tiempo Suspendido… es y no es arte, es y no es una performance, es y no es mera filosofía, mera política, esta sede es un espacio y un tiempo suspendidos… ¿Es entonces activismo? ¿Es una terapia? ¿Es lo que estabas buscando en tus sueños, en tu psicoanalista, a fin de mes?

No es una broma, aunque podemos reírnos. Hablamos de lo más serio, lo más grave que nos pasa en la vida: “no tener tiempo” (“La vida no me da”, decimos, “para cuidar de verdad a mi madre a mis amigxs a mi padre a mis hijxs, no me da para lo que querría hacer antes de morir”). O, para ser más exactos, más políticos, lo que nos pasa es que hemos naturalizado un régimen temporal que nos enferma: en el ITS lo llamamos “crononormatividad” y esta tiene que ver actualmente con la hiperproductividad íntima, profesional y social.

… no se trata de oponer, a esta hiperproductividad, lo que se llama “pereza” u “ociosidad”. Estamos hablando de contestar un sistema, todo un régimen temporal, y por ello hay que oponer a la “crononormatividad” eso que llamamos “cronodiversidad”, es decir, otra sensibilidad temporal que escapa a las normas relativas al tiempo…

El Instituto del Tiempo Suspendido se fundó en el Laboratorio 987 del MUSAC (León) y se concreta hoy, en esta sede de Barcelona, como una colaboración entre el Festival LOOP y La Capella. Pensado y performado como un proyecto a medio camino entre el arte y la filosofía, la política y la poética, el ITS trata de suspender el régimen temporal que nos domina, robando todo el tiempo expropiado por la aceleración del trabajo y las redes, el tiempo expropiado por el consenso temporal que rige nuestras vidas.

… porque el consenso temporal lo invade todo, no solo el ámbito laboral, sino la vida entera… dime, si no, dime… ¿cuándo te besaste por primera vez? ¿A qué edad quisiste tener trabajo? ¿Cuándo toca tener hijos y por qué? Y también, cotidianamente: ¿a qué ritmo amas? ¿En qué tiempo vives? ¿Y cuándo fue la última vez, si la hay, que hablaste sinceramente sobre tu relación con el tiempo?

Entra, entra en esta sede del Instituto del Tiempo Suspendido… te estamos esperando desde hace días, meses, desde hace siglos… y tú a nosotros, ¿también nos estabas esperando?

Activación por los artistas durante el Festival LOOP:

Jueves 10 de noviembre (inauguración): 18:30h-21h

Viernes 11: 18h30 -20h

Sábado 12: 18h30 -20h

Jueves 17: 18h30-20h

Sábado 19: 18h30-20h

Domingo 20 (clausura): 12-14h

MÁS INFO: https://www.lacapella.barcelona/es/instituto-del-tiempo-suspendido-its

http://loop-barcelona.com/ca/activity/instituto-del-tiempo-suspendido/

Fotos: Xavi Torrent

Juicio temporal

«A Tiempo. Una historia de la civilización en doce relojes», David Rooney. Alianza Editorial, 2022

El historiador de la tecnología David Rooney, experto en el mundo de la relojería, propone un repaso histórico a aquello que los relojes han posibilitado a través de 12 gran relojes y 12 temas. Los relojes han permitido, efectivamente, desde la transmisión de la fe religiosa hasta la propagación de guerras e imperios, pasando por la expansión del comercio, así como el orden y control de ciudadanos y trabajadores entre muchos “logros” de la civilización.

En nuestra lectura, destacaríamos dos momentos que nos han llamado la atención especialmente en este libro.

El primero tiene que ver con la creencia generalizada de que los horarios se unificaron, en Reino Unido, para poder coordinar la red de ferrocarriles. David Rooney, autor británico, lo desmiente y alega que la coordinación de horas fue más bien una estrategia social para poder establecer la Ley de Licencias de 1872, cuyo objetivo consistía en restringir el horario de venta al púbico de alcohol. Una maniobra que pretendía acabar con la obsesión por el alcohol que reinaba en Reino Unido en la época victoriana.

El segundo momento interesante para nosotrxs, y cuando menos inquietante, habla de nuestra época actual. Rooney describe la gran dependencia, en el mundo moderno, de las señales de los relojes respecto a los satélites GPS (que sincronizan teléfonos móviles, ordenadores, aviones, barcos, automóviles, centros de datos, antenas de comunicación, etc..), insistiendo asimismo en su gran vulnerabilidad (por fallos, pérdida de señal por causas naturales e interferencias deliberadas). El autor concluye el capítulo con dos citas recientes. Ambas revelan las brechas de nuestra cronoeconomía: primero, un político estadounidense habla del GPS como el único punto débil de toda la economía moderna; la segunda, más directa, retoma las palabras de un experto que afirma: “Si hay un corte masivo del GPS, la gente morirá”.

En resumen: tanto en el pasado como en el presente, la historia del reloj nos habla siempre del control social y de la esencia (¿y punto débil?) de nuestra sociedad hípersincronizada…

«Cronografías. Arte y ficciones de un tiempo y sin tiempo», Graciela Speranza. Editorial Anagrama, 2017

Hemos descubierto este magnífico libro leyendo un artículo de uno de nuestros cómplices fundacionales, Pol Capdevila.

La introducción al libro nos conquistó de inmediato. Se trata de una lucidísima y poética descripción de la situación actual del planeta, centrada en el ritmo de aceleración en el que estamos inmersos en esta era digital y apuntando al origen y los posibles escenarios futuros. Esta descripción, hilvanada como relato, está hecha de la mano de obras de escritores o artistas que reconfiguran nuestra experiencia del tiempo, los “contraproductos” de los qua habla Stiegler. Estas obras con las que la autora piensa escapan de la monocronía obligada para denunciarla y transfigurarla.

Como constata Agamben, urge una “cairología” (del griego “kairos”, momento idóneo), una transformación cualitativa del tiempo. Y Graciela Speranza confía en hacerlo desde el arte, junto a Simon Critchley, quien considera el arte como el principal espacio de articulación de significados culturales. En el ITS también intentamos encontrar vías cronodiversas a través del arte, hay que tejer crono-complicidades…

En los capítulos que siguen a esa bella introducción, Speranza agrupa imágenes de una forma muy original y realiza series con obras para tratar temas concretos como la duración, los relojes, las constelaciones, etc. Desde la Spiral jetty de Robert Smithson o The clock (El reloj) de Christian Marclay, al que consagra especialmente su atención, llega hasta los libros de W.G. Sebald y la novela gráfica Aquí,de Richard  McGuire, entre muchísimos otros.

Speranza construye este cairológico viaje encontrando siempre las palabras concisas como si rizase el rizo en cada frase. El lenguaje también puede aliarse en esta búsqueda de otros tiempos y, de ahí, esa “cronografía” que da título al libro…

«How to measure time», Suwon Lee, 2021

Magnifica serie de relojes tituladas “How to measure time” de la artista venezolana de ascendencia coreana Suwon Lee. Se puede ver la serie completa en la web de la artista.

Pie de foto: «Everything is temporary», «Youg-ageless», «Time to be invisible».

ITS will take part in a series on time at Casa Orlandai, 10 February

Within the framework of Casa Orlandai’s Capsulas vespertinas [Evening Sessions], Juan Evaristo will curate this series titled La fuerza de no hacer nada. Tiempo, vida y trabajo en la sociedad del cansancio [The Power of Doing Nothing: Time, Life and Work in the Society of Tiredness], in which Raquel Friera and Xavier Bassas will participate as members and driving forces of the ITS.

Our session is titled No tinc temps. De la manca de temps a la cronodiversitat[I Don’t Have Time: From a Lack of Time to Chronodiversity].

More information here.

«Aprendre el temps. Manual sobre la cronodiversitat»

Raquel Friera i Xavier Bassas juntament amb l’alumnat de 4t d’ESO de l’assignatura “Visual i Plàstica” de l’Institut Poeta Maragall de Barcelona: Selma Amat, Valeria Antón, Kenneth Ariola, Fabricio Cadima, Katherine Fitzpatrick, Noa Garcia, Sean Isidro, Kheslhy Isla, Valeria Marcillo, Jessica Mendoza, Aya Miloun, Janna Moraga, Sira Muñoz, Lucía Santos, Idaira Silva, Helen Valera, Xinyi Xia i la professora Pilar Domènech.

Interesadxs en venir: reservar aquí

EN RESiDÈNCiA- Performance «Una hora de classe»

Hacemos nuestra versión de Standard Time de Mark Formanek en el terrado del Instituto Poeta Maragall. Junto a lxs alumnxs de 4rt de ESO del mismo Instituto Selma Amat, Valeria Antón, Kenneth Ariola, Fabricio Portillo, Kathe Fitzpatrick, Noa García, Sean Isidro, Kheslhy Isla, Valeria Marcillo, Jessica Mendoza, Aya Miloun, Janna Moraga, Sira Muñoz, Lucía Santos, Idaira Silva, Helen Valera, Xinyi Xia. De la mano de Pilar Domènech (IES Poeta Maragall) e Isaac Sanjuan (Macba).

Vídeo «Una hora de classe», Barcelona, 2021

EL ITS INAUGURA SU PRIMERA SEDE EN EL MUSAC

El INSTITUTO DEL TIEMPO SUSPENDIDO (ITS) tiene su historia, que
no pertenece a nadie, que nos incumbe a todxs.

Y ahora toca sostener el ITS en su primera sede, en el Laboratorio 987 del
MUSAC de León, que se inaugura el 20 de marzo 2021 con cinco departamentos: la Recepción, el Consultorio Temporal, el Desacelerador de neuronas, el Código Cronopenal y el Departamento de Justicia Temporal.

Querríamos que fuera una exposición solo en la medida en que nos
expondremos, todxs y cada unx, a otros tiempos.

Más información aquí.

Si quieres acudir a la exposición, por favor, ponte en contacto con nosotrxs para organizar la visita.

ITS SIGUE EN RESIDENCIA

EL INSTITUTO DEL TIEMPO SUSPENDIDO + PROGRAMA “EN RESIDENCIA” (MACBA) + INSTITUTO POETA MARAGALL= (IN)ACTIVISMO EDUCATIVO

Seguimos con el ACTIVISMO TEMPORAL en el Instituto Poeta Maragall de Barcelona

Hoy, hemos acabado el mural en la fachada del Instituto: compartimos tres frases sobre el tiempo pensadas por las y los alumn@s.  Estas frases son fruto de lo que venimos trabajando, en el programa En Residencia-MACBA, sobre la desnaturalización del tiempo productivo.

XARXAPROD SEMINAR

The ITS participates in the 4-day Xarxaprod seminar dedicated to time and the pandemic.

We will be talking with La Caldera, Lara Brown and Ángela Serino.

More information here.

«Contra el tiempo. Filosofía práctica del instante», Luciano Concheiro, Anagrama, 2016.

(Gracias a Javier R. Casado por esta preciosa y afín sugerencia)

En los primeros capítulos, Concheiro expone ampliamente la concepción del tiempo sobre la que descansa nuestra época, la aceleración, exponiendo la gravedad del tema y sus consecuencias, apoyándose en muchos de los autores recopilados en este repositorio.

Posteriormente, se adentra en su propuesta y la acompaña de fotos del artista mexicano Gabriel Orozco.

Asumiendo que es imposible transformar el curso de la aceleración, propone dar un paso al lado, fugarse, huir de la mano de lo que llama la Resistencia tangencial.  No se resiste a la velocidad queriendo detenerla , sino saliendo de su dinámica. Ello supone arrancarle unos momentos de respiro a la velocidad, centrándose en la esfera de lo privado con el objetivo -compartido por el ITS- de incidir en la conducta personal.  Todo esto se concreta en lo que el mismo autor llama la  “filosofía del instante”. El instante como chispa que nos arroja fuera del devenir; el instante como el tiempo que deja de correr y donde la sucesión desaparece. El instante es desgarrador: produce siempre una incisión en el devenir.

Conviene precisar que el instante no es lo mismo que el acontecimiento (el famoso événement, noción clave de la filosofía francesa, especialmente, en la herencia heideggeriana). El instante y el acontecimiento comparten la espontaneidad, la imposición de una discontinuidad y el desbordamiento del orden casual. Sin embargo, el acontecimiento parte en dos la historia del mundo (Nietzsche retomado por Badiou), mientras que el instante introduce un cambio transitorio. De hecho, el instante tiene un equivalente conceptual muy interesante: el infraleve (inframince) de Duchamp, el cual lo describe por medio de ejemplos muy esclarecedores.

Para Concheiro, el instante tiene una potencia subversiva enorme porque, según explica, es capaz de contrarrestar la velocidad a la que estamos sujetos. Permite huir del tiempo actual y de la lógica de la aceleración. Puede permitir huir de la aceleración durante ese instante; la acumulación y la frecuencia de instante generan así otra manera de estar en el mundo, de relacionarse con los otros y con los objetos. Puede que esa otra manera de estar en el mundo consiga combatir también la cronormatividad, el uso del tiempo para organizar los cuerpos humanos individuales en aras de la máxima productividad, que es uno de los pilares de nuestra lucha desde el Instituto del Tiempo Suspendido.

La práctica de esta filosofía del instante, ¿sería entonces una manera de suspender el tiempo? ¿Es el instante, según lo entiende Concheiro, tiempo suspendido?

Desde el ITS, vamos desarrollando esta práctica del tiempo suspendido a medida que vamos desgranando mejor los mecanismos de control temporal de nuestra sociedad neoliberal; a medida también que vamos comprendiendo mejor de qué manera podemos contestar el tiempo cronométrico, productivista, télico que hoy pasa como la única experiencia posible del tiempo. Por lo que vamos aprendiendo y conociendo, por lo que vamos leyendo, viendo y debatiendo con nuestros cómplices, está claro que esa práctica del instante, tal y como la define Concheiro, coincide con algunas de nuestros vectores de lucha. Por ejemplo, en la idea de interrumpir la velocidad de la sociedad contemporáneo en todas sus diferentes manifestaciones. Asimismo, hay en esa práctica del instante una abertura a la cronodiversidad, es decir, hacia el ejercicio de otras experiencias temporales en nuestra vida que vienen a des-naturalizar el tiempo cronométrico, productivista, télico que señalábamos.

Ahora bien, también es cierto que Concheiro no incide suficientemente en nuestra crítica a la crononormatividad, y que no alcanzamos a ver cómo esa práctica del instante puede suspender las normas temporales que rigen nuestras diferentes épocas y edades: ¿cómo lucha “el instante” contra la imposición de una planificación educativa desde los 0 hasta los 18 años? ¿Contesta “el instante” el régimen laboral o lo dulcifica haciéndolo más llevadero? ¿Altera el desarrollo temporal lineal y normativo de nuestras vidas: nacimiento, educación, trabajo, matrimonio, hijos, culmen productivo, decadencia, vejez y muerte?

Asimismo, Concheiro señala las diferencias entre el acontecimiento y el instante, tal y como él lo plantea, pero el final del libro parece jugar con la relación entre instante y arrebato místico que, a nuestro parecer, desluce toda la crítica política que puede contener esa filosofía del instante.

En cualquier caso, celebramos la lucidez de ese joven filósofo que aborda con genialidad esa necesaria crítica a la experiencia naturalizada del tiempo cronométrico.

El ITS «En Residencia»

EL INSTITUTO DEL TIEMPO SUSPENDIDO + PROGRAMA “EN RESIDENCIA” (MACBA) + INSTITUTO POETA MARAGALL= (IN)ACTIVISMO EDUCATIVO

Los miércoles, de 12h a 14h, intervenimos en la clase de Visual y plástica, en 4º de ESO, para trabajar la desnaturalización del tiempo productivo y desplegar la cronodiversidad. PEDAGOGÍAS PARA SUSPENDER EL TIEMPO.

En la foto, una actividad muy especial: estirarse en el patio para “perder el tiempo”, imaginarlo, dibujarlo, fotografiarlo, etc.

(¡merci por la ayuda, Isaac, Pilar!)

«La noche de los proletarios. Archivos del sueño obrero», Jacques Rancière, Tinta Limón Ediciones,1981.

Este magnífico libro está compuesto de diversos materiales de archivo, dejados por obreros y obreras sansimonianas del siglo XIX. A través de esos documentos históricos, se pone de manifiesto cómo las obreras y obreros de principios del siglo XVIII experimentan una “denegación temporal” que consiste en la desapropiación del uso del tiempo.

La tesis que subyace en La noche de los proletarios puede, entonces, resumirse así: el tiempo entre las jornadas de trabajo de los obreros es “tiempo robado”. Ello significa que, en vez de ser un tiempo de ocio y de pensamiento propio —para dedicarse a lo que uno/a quiere, piensa e imagina más allá de su oficio—, el tiempo entre dos jornadas de trabajo se dedica exclusivamente al reposo, al descanso para coger fuerzas y encarar la jornada laboral del día siguiente. Por ello, el tiempo robado clava a los obreros en una identidad, en un reparto de lo sensible asignado a lo que, consensualmente, se entiende por “ser obrero”.

Ahora bien, los personajes de La noche de los proletarios deciden suspender ese reparto del tiempo —que supone que los obreros trabajan de día, duermen de noche y no tienen tiempo para ocuparse de algo que no sea su existencia laboral—, abriéndose a pensamientos y sueños propios de los otros. Así se pone en marcha la emancipación, una práctica que los desidentifica de su “ser obrero”, otro reparto de lo sensible. Tal es la política de la igualdad radical sobre la que Jacques Rancière lleva años trabajando.

Right Menu Icon