Un repositorio sobre el tiempo sería tan infinito como la Biblioteca de Babel de Borges, como el océano de Lautréamont, como las olas de Virginia Woolf, como…. Lo que nos proponemos aquí no es una lista de todo lo que se ha dicho, pensado, cantado, visualizado sobre el tiempo en general, sino más bien una memoria personal y compartida (abierta siempre a colaboración) de las manifestaciones específicas de tiempo suspendido que se cruzan en nuestras vidas. Entendemos el “tiempo suspendido” como la vivencia temporal que suspende la crononormatividad: aquí encontrarás TEXTOS (artículos, conferencias, audios filosóficos, literarios, científicos), películas (CINE), proyectos artísticos (ARTE) y PRÁCTICAS políticas que ponen en marcha, que viven de diversas formas, que permiten experimentar otras temporalidades no cronométricas, atélicas, improductivas.

Búsquedas y vivencias, en definitiva, que suspenden la naturalización del tiempo cuantificado. 

Proponemos aquí un repositorio, también, como lugar de reposo frente a ese tiempo que no para y avanza; como aquel lugar donde viven otros tiempos que no imaginabas que existían, pero que existen. Un repositorio que invita, pues, a la cronodiversidad, a la idiorritmia. Como si en la puerta misma de este preámbulo, luciera una inscripción:

“Que entre aquí quién se tome su tiempo”.

Right Menu Icon